Música: Los VAN VAN, de Cuba llegó el sabor

Los Van Van hicieron bailar al Luna Park Foto: Edy RodríguezLlegó el sabor. De Cuba, los Van Van. 

Luna Park, Bs.As. 08-05-15.

 

Nueva visita a la Argentina de la mejor orquesta "sinfónica" de salsa cubana, Los Van Van. Dieciseis músicos en escena, festejando sus 45 años ininterrumpidos con la música y ya sin su fundador, el gran Juan Formell fallecido el año pasado en Cuba a los 71 años, pero que ha dejado en su hijo, el director de la orquesta, compositor, baterista y percusionista (timbalero) Samuel Formell, su legado en muy buenas manos, ya que la tarea de continuar con lo logrado por su padre de mantener el nivel artístico por sobre todas las cosas conseguidos en tantos años de carrera se mantiene intacto. Difícil tarea.

Ofrecieron sus éxitos de siempre como "Si no te quieres tú"; clásicos de toda la vida como "Sandunguera"; "Aquí el que baila gana" (hicieron bailar a todo el Luna Park); "Esto te pone de la cabeza mala"; "Soy Van Van" "Anda, ven y quiéreme", además de mostrar su más reciente disco "La Fantasía" de 2014, que ya alcanzó el puesto número uno en los charts.

 

 

Los Van Van al son Foto: Edy RodríguezRumba, mambo, güaracha, son cubano, songo, timba y música tradicional cubana, ya que si algo distingue a los Van Van es el hecho de haber contado la vida cubana a medida que fue cambiando en este último medio siglo de historia. Y vaya si cambió.

Fiesta, fiesta, fiesta, de principio a fin y para placer de su público el Parque de la Luna se convirtió en una gran pista de baile donde no quedó nadie sin menearse y danzar. Más de dos horas y media a puro ritmo con este tren musical cubano en una nueva parada por el cono sur de América, ya que la gira incluye a Rosario, Chile y Uruguay.

Tampoco está ya Pedrito Calvo, el emblemático cantante aquel de sombrero de ala ancha, que por más de treinta años cantó los grandes éxitos de Los Van Van; en su lugar cuatro cantantes se reparten las voces, "Lele" Abdel Rasalps con un carisma inigualable; la divina "Yenny" Yenisel Valdés, la única fémina entre tantos musicos; Roberto Hernández alias "Roberton" con toda su polenta y humanidad, y la sangre joven que aporta "Mandy" Armando Cantero, de excelente feeling con el público, obviamente con la platea femenina, merced a su baile, contorneos y canto. Todos ellos al frente en primera línea, secundados por dos tecladistas, Boris Luna y en el piano el moreno Roberto Carlos Rodríguez, ambos de destacada labor.

En el año 2000 Los Van Van fueron reconocidos luego de 30 años de trayectoria musical con un Grammy latino por el disco "Llegó Van Van". Premio al mejor álbum de salsa del año a nivel internacional.  "Hay que tener los pies sobre la tierra, y a cada rato un sueño. La vida es realidad, pero también es fantasía. Soñar no cuesta nada, la vida sin un sueño no vale nada", reflexiona Formell con respecto al último registro discográfico de Los Van Van "La Fantasía", disco que también es un homenaje a su padre, ya que él lo inició poco antes de su partida, y fue su hijo Samuel quien continuó con el proyecto ya iniciado en cuanto a componer, arreglar e instrumentar semejante desafío. Volviendo a la banda actual que él mismo dirige, la completan a su lado en el escenario, el conguero Yoel Cuesta, y flanqueado por el otro costado el güiro del experimentado Julio Noroña, de eterna sonrisa incansable. En el bajo Arnaldo Jiménez y en tercera línea detrás de todo el andamiaje percusivo, una sección de brass con tres trombones a cargo de Álvaro Collado, Hugo Morejón y Edmundo Pina, sumando dos violines en las manos de Pedro Fajardo e Irving Frontela, más la flauta traversa de  Jorge Leliebre. Casi una orquesta sinfónica bailable del Caribe, que funciona a la perfección llevando la música de Cuba por el mundo.

 

Los Van Van Foto: Edy Rodríguez"Nuestro interés es mantener la evolución musical del grupo. Creo que la esencia armónica de mi padre la heredé. Aunque él, de todo sacaba una canción. Era un poeta".

En la noche del viernes en el Luna Park, hubo espacio para todo, y todas. En un momento Roberton llamó a "seguridad" para permitir que un puñado de jovencitas subieran al escenario y desplegaran su baile, sus encantos y sus contorneos salseros al compás de la banda, encontrando a jóvenes de varios países latinoamericanos presentes entre la audiencia. Una bandera hermanando a Cuba y Argentina también flameó sobre el escenario en las manos del inefable "Lele" Rasalps  mientras coreaba junto al publico "Olé olé olá, cada día te quiero más, yo soy Van Vano" recuerdo de su anterior visita en este mismo escenario porteño.

 

Más de Samuel Formell. "Para mantener con vida Los Van Van, no hicimos otra cosa que reflejar la idiosincrasia cubana, usando las frases que surgen cada dos o tres años y se repiten en la calle. Mi padre se inspiraba mucho en eso, se inspiraba en la vivencia del cubano. Por eso decidió que Cuba era el alma de Los Van Van. Ser un ícono no es más que la convivencia con los cubanos y las frases que usan".

 

En el plano musical la estructura de Los Van Van se basa en las melodías y en el canto, con buenos arreglos de brass, sostenidas armonías de los teclados y un andamiaje percusivo y rítmico que es la sal de la música en la banda; eso es lo que hace mover los cuerpos y llevarlos al baile desinhibido y artístico que la gran mayoría del público demostró estar a tono con la visita, debido seguramente a la proliferación de clubes salseros en nuestro suelo.

 

Al comando del ritmo Foto: Edy Rodríguez"Soy Añejo" de Mandy Cantero cantada por él mismo, "Somos Diferentes" de Roberton Hernández, de igual manera (ambas composiciones forman parte del repertorio de La Fantasía), así como los más populares y grandes éxitos de Los Van Van fueron dando un cierre a la noche, no sin antes agradecer a la productora que los trajo (foto incluida), con la promesa de que hacia finales de este mismo año volveran por estas playas a deleitarnos nuevamente con su maravillosa música y ritmo. El Tren de la música cubana.


German Engineering Jobs
Write a comment ...
Post comment
Cancel