Música: Jolgorio Mutante en el Matienzo, Familia de Ukeleles y Los Mutantes del Paraná

Familia de Ukeleles Fotos: Marie Le PenEl termómetro marcó una temperatura absurda durante toda la jornada, y la noche no fue la excepción. Pero ella es santa, el calendario lo remarca en un rojo furioso y en la entrada del Matienzo se apelmaza la juventud que quiere Jolgorio. "¿están todos para las bandas?", pregunta alguien que quiere organizar el caos que es siempre la puerta pasada la medianoche. Y sí, estábamos todos para las bandas, nomás.

Bajo la luz de la luna casi llena, el ingreso se libera y, sin prisa pero sin pausa, finalmente el público presente aborda el lugar.

 

El escenario se tiñe de formato y sonido de orquesta, La Familia de Ukeleles hace su aparición estelar.

Viajamos a los 50´s en una travesía musical donde las cuerdas son las protagonistas, aunque desmerecer el fino trabajo de creativa percusión y acompañamiento de Fideo sería no menos que injusto. El puntapié lo dan con la misma canción con la que inician su disco debut homónimo y la sensual sonrisa de Melisa Muñiz cautiva.

Sombreros y tiradores acompañan el viaje, siempre una camisa de flores y así la imagen ayuda a decodificar el concepto.

 

Melisa Muñiz la voz cantante de Flia. de Ukeleles Fotos: Marie Le PenPero la música es el faro, sin dudas. "Man Of Constant Sorrow", esa joyita de canción que es también la canción de la peli de los Cohen, "I fall to pieces", donde Mel derrite a todo aquel que todavía esté en pie, la versión de "Everyday", de Buddy Holly y ese banjolele que es una delicia para los oídos de todos y los ojos de los más curiosos.

El repertorio recorre casi en su totalidad la placa editada, y "Paparulo" con Fideo al mando es un derroche de diversión y talento. Una pareja acompaña de pie todo el show, un público ávido de más pide bis, una banda que lo da y se retira dejando una estela de armonía con sabor dulce y ganas de más.

 

Los Mutantes del Paraná arrancan. Arrasan con todo, y si quedaba algo de quietud y serenidad en este lugar, ellos se las llevan puestas en menos de lo que dura una canción. Con una lista de temas apoyada en "El Entrerriano", su primer disco de estudio lanzado en el 2013, el otrora trío oriundo de Zárate pega un tema al siguiente, y no hay quien pueda resistirse al movimiento. La masa baila, aclama, celebra, festeja. Un jolgorio hecho y derecho. Vientos, percusión, contrabajo y guitarras al frente, nueve músicos tejiendo canciones que atraviesan fronteras, canciones de ritmos pegadizos que rebotan en la cabeza, de un oído al otro, de un hemisferio al otro. Un huracán de sonoridad que golpea sin tregua, una tempestad de energía que no deja a nadie quieto. "Folk zarateño", que le dicen. Una verdadera fiesta. Baile, encare, agite y sólo un hit ajeno, que de todas formas lo hacen con la impronta mutante que ya es sello propio. Prometen pronto un próximo disco. Y en este torbellino musical de concierto en vivo y festejo incierto, la promesa de juerga pareciera ser eterna. Pero como todo, el show llega a su fin. Se va otro Jolgorio Mutante, y la sensación es de calor, jaleo e inmediato apetito por el siguiente.

La base rítmica de la Familia Fotos: Marie Le Pen 

 

Los Mutantes del Paraná se presentan el viernes 10-abril a las 21hs junto a Totomás en Vuela el Pez

 

 

Fotos: Marie Le Pen

 

 

 

 

Vientos de los Mutantes Fotos: Marie Le Pen

Base rítmica de los Mutantes del Paraná Foto: Marie Le Pen

Mutantes del Paraná Foto: Marie Le Pen


German Engineering Jobs
Write a comment ...
Post comment
Cancel